Cristina Ortiz, Miembro del Jurado

Si bien Cristina Ortiz se ha identificado con la música para piano brasileña y española, sobre todo por sus animadas interpretaciones de obras de Villa-Lobos, De Falla y Granados, ha logrado la aclamación en un repertorio tan amplio que sería injusto llamarla especialista, de hecho, su repertorio incluye todos los conciertos de Beethoven, Chopin, Liszt, Brahms y Rachmaninov, 15 de Mozart, tres de Prokofiev, y partituras de piezas en solitario de estos y otros compositores del ámbito español y latino. Ha profundizado mucho en la música de cámara, interpretando un espectro igualmente amplio de piezas, incluida la música de Dvorák, Elgar, Fauré y Shostakovich. En este género ha colaborado con los violinistas Boris Belkin y Uto Ughi, el violonchelista Antonio Meneses, el clarinetista Dmitri Ashkenazy y con diversos conjuntos de cámara como el Chilingirian Quartet y Prague Wind Quintet. 

Ha aparecido en recitales en las salas de conciertos más prestigiosas y con las principales orquestas de Berlín, Viena, Ámsterdam, Filadelfia, Cleveland, Chicago, Londres y São Paulo. En el nuevo siglo, Ortiz ha dado conciertos, generalmente de Mozart, mientras dirige desde el teclado, también ha impartido clases magistrales en Juilliard y en el Royal College of Music de Londres. Ortiz ha realizado más de 30 grabaciones repartidas en una variedad de sellos, incluidos EMI, Decca, Collins Classics, Naxos, BIS y otros.

Cristina Ortiz nació en Bahía, Brasil, el 17 de abril de 1950, fue un asombroso prodigio, tocaba el piano a los dos y comenzaba sus estudios en el Conservatorio Brasileño de Música a los ocho. Realizó estudios avanzados con Magda Tagliaferro en el Conservatorio de París y fue a ganar, entre otros concursos, el tercer Van Cliburn en 1969. Continuó sus estudios en el Instituto Curtis con Rudolf Serkin, incluso cuando su carrera estaba en ascenso. Ortiz realizó su primera grabación en 1974, Lambert 's Río Grande, para EMI y luego dos más para el mismo sello al año siguiente, LP de los conciertos de Shostakovich y de música para piano de Villa-Lobos, Guarnieri y otros.

Ortiz se trasladó a Londres y siguió apareciendo regularmente en recitales y con orquestas y conjuntos de cámara durante las siguientes décadas. En 1996 realizó el exitoso estreno estadounidense de Chôro de Guarnieri en el Carnegie Hall, con el director Dennis Russell Davies. En el nuevo siglo, Ortiz está más activa que nunca: su calendario de giras de 2010 incluyó apariciones en Francia, Dinamarca, Portugal, Italia, Polonia, Turquía, Brasil y el Reino Unido.